jueves, 22 de julio de 2010

BIOGRAFÌA Y PRODUCCIÒN LITERARIA




CARLOS FRANCISCO CHANGMARIN
Nació el 26 de febrero de 1922 en el caserío Los Leones en Santiago, 
Provincia de Veraguas y muere en diciembre de 2012.


CHANGMARÍN es el nombre literario del escritor panameño Carlos F. Chang Marín. El nombre resulta de la unión del apellido Chang, de su abuelo chino y Marín de su madre campesina, Faustina Marín; casado con la maestra Eneida Romero, tuvo cinco hijos (uno fallecido).
Sus primeros años los vivió en el campo, hizo la escuela primaria en la escuela Dominio del Canadá, en Santiago.
Se graduó de maestro de primaria, en la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena, colegio fundado en 1938, con una mayoría de profesores chilenos y de intelectuales españoles desterrados del franquismo cuya influencia fue decisiva en su formación intelectual como escritor y periodista.

Posteriormente hizo estudios en el Conservatorio Nacional de Música.

Durante la segunda Guerra Mundial trabajó como obrero de la construcción en la base militar de Clayton. Posteriormente laboró como locutor en la Emisora “La Voz del Pueblo”. En esa fase fue miembro fundador de la Asociación “Joven Veraguas” organismo que acordó realizar el Primer Congreso de la Juventud de Panamá con fines de denunciar la situación social del país.

Ejerció el magisterio en Boquete, provincia de Chiriquí (1944) y en la Colorada de Veraguas (1945-46).

Laboró también como profesor de dibujo en la Escuela Normal J.D.Arosemena (1946-1952). Fue miembro de la Asociación Nacional de Profesores y destituido de su cargo, a raíz de una huelga de estudiantes, junto a otros docentes, acusados de ser los autores intelectuales de dicho movimiento.

Changmarín se dedicó por muchos años a la fotografía como forma de vida en la cual también pudo desarrollar sus dotes artísticas y creadoras.

En 1950 se inscribe como miembro del Partido del Pueblo (comunista) y ya bajo la ley anticomunista del régimen de Remón Cantera en las circunstancias de la clandestinidad, se destaca principalmente, como dirigente campesino en la provincia de Veraguas, una de las más afectadas por el latifundismo en el país. Esta situación agravó en la región la represión de los regímenes anticomunistas, al punto de que Remón, ordenó que se hiciera desaparecer (matar) al dirigente de la lucha campesina, lo que se evitó, por las medidas de seguridad tomadas.  No obstante, durante toda esa etapa el dirigente sufrió varios carcelazos en diferentes momentos por más de cuatro años.

Pero en lugar de sentirse frustrado, nuestro autor se dedica a escribir varias obras como La Mansión de la Bruma, relatos de la Cárcel Modelo, publicado en ruso; Poemas Corporales, premio Nacional Ricardo Miró, El Gallo de las Horas y Los Versos de Machachita.
Ilustraciones del libro "Versos de Machachita" (para niños), 
realizadas en la prisión de Chitré en 1969.

Durante el golpe militar de 1968, el escritor fue encarcelado por un año en la cárcel de Chitré, y posteriormente desterrado, por dos años, a Chile. En la Universidad Nacional de Chile hizo estudios de pintura en la Facultad de Bellas Artes. También durante su estancia en aquella nación participó realizando retratos y pancartas en la campaña electoral, en la cual alcanzó el triunfo Salvador Allende.

De regreso a Panamá participó activamente en la lucha por el rescate de la soberanía nacional y contribuyó desde la esfera de la cultura a fortalecer la identidad y la unidad nacional que hizo posible la recuperación del canal.

Otra faceta de la obra creativa de Changmarín es la pintura, de la cual existen gran cantidad de obras de excelente calidad en diferentes galerías, instituciones y residencias.

Ejerció el periodismo, en el semanario El Cholo, dirigido por Milciades Amores, junto a otros redactores y luchadores sociales como el escritor Mario Riera Pinilla, Alejandro Chock Valdés, Gonzalo Castro y René González. Este periodo originó en Panamá el periodismo de la denominada Prensa Chica revolucionaria. También escribió en la prensa grande; por varios años en el diario Crítica, mantuvo la columna humorística titulada “Las Famosas Cartas a Tula”. Fue director del semanario Unidad, Órgano Central del Partido del Pueblo y de la revista teórica Síntesis.

Por las vinculaciones de su producción artística y literaria con las luchas por la cultura, la paz mundial y la política en general, el escritor ha sido invitado a congresos, conferencias, reuniones y otras actividades internacionales. Ha visitado varios países tales como: Cuba, Costa Rica, Guatemala, Nicaragua, Colombia, Perú, Chile, Uruguay, Argentina, Alemania, Venezuela, México, España, Francia, la URSS, China Popular, Libia y otros.
El maestro Changmarín, además de su literatura, ha producido una lista larga de composiciones musicales se las cuales escribió no solamente la letra sino que, incluso, compuso el arreglo musical. Entre ellas se destacan: “Tío Caimán”, llevada al acetato por el famoso conjunto Quilapayún de Chile, pieza que también fue grabada en Colombia, Nicaragua, Cuba y en nuestro país por diferentes conjuntos musicales; “El Cumpleaños Panameño”, grabado por la orquesta del DEXA bajo la dirección del Maestro Edgardo Quintero y también fue productor del disco “Alma Panameña”, que recoge diversas manifestaciones folklóricas de la región central grabado en el año 2003 con el auspicio de la Unión Europea- PROAPEMEP y como sustento cultural a un programa de promoción e de los pequeños productores del país.

Como dato curioso, la Marcha de la Escuela Campesina, composición que hizo cuando era maestro de la comunidad de La Colorada de Veraguas, hoy se ha adaptado a la Tuna del Carnaval Tableño hasta ser la pieza de presentación de Calle Arriba de Las Tablas.
La vida y obra de nuestro postulado ha sido objeto de diversos reportajes y programas televisados especialmente realizados para tal fin, entre los cuales se destacan los producidos por la Televisora Educativa Canal II; de igual forma, han aparecido valiosos reportajes en los principales diarios de la localidad como La Estrella de Panamá, La Prensa, La Crítica, El Siglo, El Universal, El Panamá América; donde incluso ha tenido el honor de Suplementos especialmente dedicados a su obra.



PRODUCCIÓN LITERARIA




1. POESIA


Entre las primeras manifestaciones literarias de Changmarín, la poesía ocupa un lugar fundamental.

Changmarín empezó a escribir cuando era estudiante en la escuela Normal, bajo las orientaciones de profesores chilenos y de intelectuales desterrados del fascismo franquista. Cuando cursaba el sexto año participó en el Concurso Ricardo Miró (1942) en la sección de poesía con su libro Punto’e Llanto, con el cual obtuvo una mención de honor.
El autor se considera como representante de la generación literaria de la Segunda Guerra Mundial, junto a Joaquín Beleño, Ramón H. Jurado, Mario Augusto Rodríguez, José María Sánchez, César Candanedo y otros. Pertenece,  según Rodrigo Miró, a la fase de la pos-vanguardia.  En su libro, Itinerario de la Poesía en Panamá. Tomo II dice Miró: “Iniciado bajo los influjos de los vanguardistas, hace después una poesía de angustiado acento y clara intensión revolucionaria.”
Dimas L. Pitty (1986), en el libro Letra Viva, opina que para Changmarín “El arte no es la realidad, sino un reflejo de la realidad proyectada como imagen artística, con el ingrediente subjetivo e ideológico del autor; es además la ficción. Si bien la narrativa, por ejemplo no es palanca de cambio de una sociedad, si contribuye al desarrollo de la nueva conciencia social que se requiere para que los cambios se afiancen estratégicamente.”
Según el autor, la sustancia en el contenido de su obra literaria, es la lucha social y nacional de los pueblos; así, en el discurso pronunciado con motivo de recibir la Orden Omar Torrijos (2006), el autor manifiesta: “Para seguir por la sendas del humanismo y al estilo de José Martí, manifiesto que todo lo poco   que he realizado, ha sido para eso; para que desaparezcan todas las injusticias que pudren a la humanidad y por eso, permanentemente, afirmo que con los pobres de la tierra quiero ya mi suerte echar.”
Se destaca su obra “Poemas Corporales”, Premio Nacional Ricardo Miró 1955, publicada en 1956. Sobre este libro Arístides Martínez Ortega, en La Modalidad Vanguardista en la Poesía Panameña-Estudio y Antología-1973-afirma: “Se muestra Changmarín en este libro como un poeta desarrollado, con gran dominio de la forma, ajustada a su propósito comunicativo. Changmarín prescinde en lo posible de las figuras poéticas de moda, en un afán deliberado de claridad, que permita captar el mensaje social y político de la obra. El empleo del endecasílabo le imprime a Poemas Corporales un acento que nos recuerda los versos de Quevedo”.
Otros libros de poesía son “Dos Poemas”, publicado en Santiago en 1963; “El Galo de Las Horas”, publicado en forma de separata por la Revista Antigua, de a Universidad Santa María la Antigua, 1993; “Versos para Entrar en la Zona Liberada del Canal” publicado en 1979 y “Crónica de Siete Nombres Memorables”, publicado en 1980, poesía social que el autor identifica como “versos irreverentes”.

Como compositor de décimas Changmarín se presenta sencillamente como un gigante; su que hacer en este campo se vincula a su marcado interés en el campo de las investigaciones folklóricas y en la promoción de actividades con el “Ente Folk”, desde la década del 50 del siglo pasado, cuando era uno de los organizadores de la participación de las delegaciones de la provincia de Veraguas al Festival de La Mejorana en Guararé.

Su labor poética en este género se recoge en una cuantiosa cantidad y variedad de décimas, de las cuales, caso único en el país, ha publicado tres importantes libros que hacen referencias a distintas épocas de su producción: “Socabón, Décimas Populares para Cantar”, impreso en la Imprenta Urraca de la ciudad de Santiago de Veraguas, el 26 de septiembre de 1959; “Los Versos del Pueblo”, publicado bajo los auspicios de Radio Libertad en la ciudad de Panamá, en 1973, libro que fue publicado en una edición masiva y única en el país de 20 000 ejemplares.
Otra obra en este genero se titula “Cantadera, 130 Décimas para Cantar”, publicado por la Editorial ENE en 1995. El poeta y ensayista Sergio Pérez Saavedra afirma en un artículo publicado en el Diario Crítica sobre el libro Cantadera   lo siguiente: “Ahí está el hombre sencillo y culto que en sus décimas, cuentos, novelas y ensayos levanta su índice acusador en contra de los explotadores del campo y de la ciudad, de los vende-patrias, de la desigualdad social de los hipócritas y aduladores, pero que también elogia los valores culturales de nuestro pueblo, al amor, a la naturaleza, a la filosofía y a la chacotería”.
Changmarín en su poesía va de la batalla campesina, al enfrentamiento anti-imperialista, por la liberación nacional y por “Un Canal para la Paz y no para la Guerra”.   Por muchos años sus décimas: “Que se vallan del Canal” y “Quiero sembrar un maíz” eran los cantos de marcha al pueblo panameño en su lucha contra la presencia del enclave colonial norteamericano.
En lo que toca a la forma, el autor tiene una escritura directa, clara, a veces, simbólica pero entendible. Esto se debe a su estrecha relación con el pueblo. En el libro Mester e Rebeldía de la poesía Hispanoamericana (1974), el autor Ramiro Lagos, profesor de literatura hispanoamericana en la Universidad de Carolina del Norte, EEUU, dice: “la poesía popular de Changmarín, llena el cometido de la juglaría criolla para recoger los ecos de la angustia social y de los sentimientos nacionalistas de pueblo, para prender un protesta en cada puño y una marcha en cada paso”.
La íntima relación de Changmarín con el campo, su esencia y forma de ser, incluso la herencia de su abuelo campesino (quien tocaba la guitarra socabonera) lo llevo a cultivar la complicada expresión decimista. No sólo maneja la décima para cantar, sino que ha investigado aspectos concernientes a esta rica porción literaria del folklore panameño. Importantes criterios al respecto existen en el plano internacional; además de lo indicado por Ramiro Lagos, en la antología del cubano Jesús Orta Ruiz (el Indio Naborí) titulada “El Jardín de las Espinelas, Las Mejores Décimas Hispanoamericanas” (1992), Changmarín aparece al lado de Nicolás Guillén, Salvador Díaz Mirón, Julio Herrera y Reissig, José Lezama Lima, José Santos Chocano y otros.
Sobre el papel del autor en esta rama   de la literatura la investigadora y escritora Dora Pérez de Zárate, en el prólogo del libro “Versos del Pueblo” dice: “Sus versos de hombre que nació en el campo y absorbió paisajes, hablan de todo eso que ha sido para él esencia de su existir. Fue asimilando, lenta pero positivamente, los elementos mas representativos de su ambiente y por eso, pocos como él conocen el significado de un canto de hombre junto al trapiche, al filo de la madrugada; de las travesuras de un lucero al florecer la noche; de la agonía de la estrella que palidece; de las aguas que corren violentas entre los escollos de la montaña impenetrable”.
En la Revista Universidad de octubre 1995-marzo 1996, el escritor y educador Pedro Luis Prados S. en su artículo: “La Patria en la lirica istmeña dice: “Al igual que José Franco, Carlos Francisco Changmarín utiliza con pulcritud y buen gusto los elementos métricos y rítmicos de la décima vernacular, para lograr la extensión del mensaje poético, con la frescura y profundidad que le permita acceder al gran público. La esperanza por la recuperación inmediata del suelo cercenado, la inminente utilización de nuestros recursos y, lo más importante, la recuperación de nuestra personalidad como nación soberana, van a ser los motivos de los cantos de Changmarín”.
Si bien en la decima el autor sintetiza una gran profundidad en lo nacional, en el libro “Ser Escritor en Panamá”, de Enrique Jaramillo Levi (1999), Changmarín afirma que: “Resulta que para mi es principio rector: la literatura llamada universal no es innacional”. Y en entrevistas realizadas en Madrid, por el famoso decimista peruano, Nicomedes Santacruz, por Radio Exterior de España, Changmarín dice: “Soy un escritor de Panamá, de América Latina y pienso que resulta anti-científico tratar de separar lo nacional de lo universal. En cada pisca de lo particular y local de la geografía y del hombre esta lo universal y en cada pisca de lo universal se respira lo particular, lo nacional.”
El libro de poemas El Gallo de las Horas, escrito en la cárcel de Chitré donde estuvo detenido a raíz del golpe militar de 1968, se encontraba “perdido” por 25 años sin que el autor tuviera noticias del mismo; había sido enviado al concurso Ricardo Miró. Pero quiso la casualidad que llegara, firmado con seudónimo, a manos del profesor y religiosos Ángel Revilla de la Universidad Católica Santa María la Antigua, quien después de 25 años de tenerlo en sus manos, consulto al Profesor Oscar Miranda acerca de su posible autor. Miranda opinó que la obra podría ser de Changmarín. Y así, al identificar a Changmarín como autor de dicho libro lo publico y dijo: “Por ser uno de los mejores libros de poesía que se hayan escrito en Panamá, nosotros en 1980 adelantamos el ultimo poema (Ella y la Ciudad). En fin Changmarín sabe usar la poesía. Y la usa en el lugar, en el tiempo y con la vigencia de su vida práctica cotidiana, la de los triunfos y derrotas y de los aspectos políticos en que se enmarcan”.
Y el escritor y crítico de arte, el chileno Hugo Goldsack, en la columna Los que Merecen un Comentario, publicada en el diario Panamá América, expresó: “Hay que decirlo de partida y sin ambages, para que no haya lugar a equívocos: a pesar de sus compromisos ideológicos y de la visión unilateral que le da del mundo, la filosofía materialista que profesa, Changmarín es uno de los más grandes poetas que ha producido Panamá en los últimos tiempos”.


2. CUENTO

 La producción de cuentos de nuestro postulado, es tan basta y variada que ha publicado por lo menos 6 diferentes volúmenes: “Faragual, 13 Cuentos de La Tierra”, Segundo Premio del Concurso Nacional Ricardo Miró 1959, editado por el Ministerio de Educación, en la Imprenta Nacional, el 10 de agosto de 1960; “Faragual y otros cuentos”, publicado en el Centro de Impresión Educativa en 1978, en el cual se eleva en 13 el número que había en el libro original de cuentos publicados en esa selección. Sobre este texto, en el libro: “Canal: Tres Relatos Panameños” de Casa de las Américas de Cuba en 1974, La redacción, al referirse al cuento Faragual, afirma: Changmarín plantea el problema de latifundio, la explotación del campesino por la clase terrateniente y las empresas yanquis.”
Una de sus obras más analizadas es Seis Madres sobre la cual el destacado escritor y periodista Gil Blas Tejeira escribía en su tiempo “Lo que más nos impresiona de Changmarín es la profundidad con que parece sentir y logra decir las cosas”. Renata Ozores, refiriéndose al mismo cuento dice: “Seis Madres da la impresión de estar escrito a chorros, vertiendo sin contención una serie de emociones fermentadas en silencio y usando las palabras no para vestir si no para desnudar el pensamiento como decía Unamuno”. En la Antología de Cuentos “Los Centroamericanos” del Guatemalteco Dr. José Mejía, al comentar el cuento Seis Madres, dice: “Anti-cuento por excelencia, Seis Madres, es quizás la variante mas radical que se haya escrito de esta tremenda paradoja”. Por otra parte, el joven teórico literario y Premio Miró profesor Rodrigo Him en su libro: “Sociosemántica del relato una idea Microanalítica del Cuento en Panamá” al referirse al cuento de Changmarín afirma: “Seis Madres  con toda probabilidad es el primer escrito de nuestra literatura que se ha planteado como problema la formulación de una teoría del cuento”.


 “Las Mentiras Encantadas”, publicada por la Editorial Universitaria, en 1997 es otra se sus obras sobre la cual el laureado escritor Pedro Rivera, en el prólogo anota: “Son cuentos para contar y tienen atributos que le son propicios al saqueo popular, podría, la mayoría de ellos, circular de boca en boca y convertirse, como ya lo son sus décimas en literatura oral, anónima aquella que cuenten los pocos abuelos que sobrevivan a la comunicación electrónica.” El catedrático de la Universidad de Panamá, Dr. Euribiades Alvarado quien obtuvo su doctorado en la Universidad Complutense de Madrid, con la tesis: “La Obra Literaria de Carlos Francisco Changmarín” (1986) afirma, en el análisis del cuento “El Gato” lo siguiente: “En este cuento, digno de Hoffman o de Poe, por la magistral mezcla de la dosificación del misterio, el autor juega en el tiempo en un doble pasado-presente y utiliza recursos del realismo mágico sabiamente administrada.”


“Cuentos Para Matar el Estrés” es uno de sus últimos libros de cuentos publicados en la Ciudad de Panamá en el año 2002, sobre el cual el escritor y periodista Ricardo Ríos Torres, en su obra: “Musas del Centenario-2003” manifiesta: “”Changmarín aborda con humor irónico la vida cotidiana, encarna lo paradójico en su burlona temática y los grotescos protagonistas hacen alusiones a significativos aconteceres históricos como los del Convenio Filós-Hines, el movimiento inquilinario y el crimen de Remón, entre otros. El realismo social se preña de liricos colores y un sutil marco conceptual filosófico-político se armoniza con un lenguaje popular provocando un éxtasis insondable.”
Otras obras publicadas son “La Mansión de la Bruma o Vida en la Oscuridad (Cuentos de la Cárcel), publicada en ruso en el año 1965; “Noche Buena Mala”, cuentos basado en testimonios y hechos de la invasión norteamericana a Panamá, publicada por la fundación Omar Torrijos en 1995.
En la Antología del Instituto Colombiano de Cultura, “Cuentos Panameños (1973) los editores dicen, refiriéndose a la obra cuentística de Changmarín: “De este grupo de cuentistas panameños uno de los que acusa destreza y experiencia es Carlos Francisco Changmarín. Ahí que anotar que no es de los mas jóvenes pero mantiene una pluma fresca y conceptos claros.”


3. NOVELA 

Changmarín también ha escrito en el género novela; ha publicado “El Guerrillero Transparente, premiada en el concurso Ricardo Miró en 1981. El jurado del Concurso Ricardo Miró en la sección de novela integrado por los conocidos intelectuales Nils Castro, Griselda López y Jeszel Klepfisz baso su decisión en que: El Guerrillero Transparente es una novela que presenta, en forma histórica la personalidad del General Victoriano Lorenzo y al mismo tiempo pinta la época en que se llevaron a cabo las luchas de la Guerra de los Mil Días…el autor, en ningún momento descuida la parte artística y la riqueza del lenguaje literario hace que la obra se lea con amenidad y gran interés.”
Sobre la temática de esta novela el autor preparó un Guión para un Ballet   que el Instituto Nacional de Cultura llevó a escena.
También publicó “En ese Pueblo No Matan a Nadie”, a través de la Editorial ENE, en la ciudad de Panamá, en el año 1992, en la cual presenta de manera magistral los hechos y sucesos pueblerinos e intrigas alrededor del crecimiento y desarrollo de la ciudad de Santiago, a partir de la fundación de la Escuela Normal. Sobre esta novela el autor Nicolás de J. Caballero, en el articulo publicado en La Estrella de Panamá indica que: “En efecto, en esta obra que pretende ser la novela de un pueblo no sólo hay elucubraciones, sino alucinaciones. Las elucubraciones contribuyen a sembrar dudas sobre algunos hechos y personajes de entonces… Tiene el mérito de ensayar un nuevo estilo de narrativa y de describir en forma minuciosa el paisaje de nuestra región con su típica flora y fauna, personajes con sus vicios y virtudes así como aspectos curiosos de la vida pueblerina y el folklor de nuestra región”.


4. LITERATURA PARA NIÑOS Y JOVENES

En la literatura para niños y jóvenes el maestro ha publicado: “Los Versos de Muchachita” en 1974, “Las Tonadas y los Cuentos de la Cigarra” publicada por la Editorial ENE, en 1993, “La Muñeca de Tusa”, publicada por la editorial ENE, en el año 2003 de la cual La Profesora de la Universidad de Panamá, Joaquina Padilla, expresa que: “Ciertamente, a través de esta obra, Changmarín despliega autentica maestría artística, producto de su conocimiento del arte intuitivo popular, en cuyo cause fluye su honda de sensibilidad humana, reveladora de problemas actuales que deben ser conocidos por los lectores de todas las edades”.
Sobre la poesía para niños, el periodista Daniel Domínguez del diario La Prensa (20-marzo-1995) en su articulo: “Changmarín Entre Niños y Décimas” dice: “…cuando Changmarín habla de los niños su semblante cambia. Su corazón se vierte en una caja de sorpresas y sonríe a plenitud. Sus lectores preferidos son los niños. Desea que cuando ellos vuelen sobre esas historias obtengan alguna enseñanza que les sirva para que sean mejores seres humanos. Le teme y evita el didactismo y duda que esa tendencia docente sea estrictamente necesaria en el universo literario.”
Además a publicado novelas cortas como “El Cholito que Llego a General”, en la Imprenta Franco S.A., en la ciudad de Panamá, en 1978 y, finalmente, “Las Gracias y Desgracias de Chico Perico” en 2005; aquella en forma de historia con   muchas ilustraciones, atractivas a la infancia y, está otra, desarrollada en capítulos que pueden funcionar en forma de lecturas breves, pero muy bien compaginadas para llegar a ser una novela infanto-juvenil. La distinguida escritora Hena Zachrisson, en el discurso de presentación de esta obra nos dice: “Este es el Changmarín tierno de los niños, el mismo de ese hermoso poema La Muñeca de Tusa.
También para los pequeños tenemos de él Las Tonadas y Los Cuentos de la Cigarra. Ahora en su primera novela infantil y juvenil, Las Gracias y las Desgracias de Chico Perico, el autor se desborda en este género. Es una obra tan completa vaticino que será una joya de la literatura infantil”.
Debe señalarse que Changmarín es uno de los autores nacionales que goza de mayor simpatía y aprecio por los niños, niñas y jóvenes panameños, lo cual se puede constatar claramente en los certámenes y concursos de declamación que se realizan en todo el país, especialmente durante la Semana del Libro, Juegos Florales, fiestas patrias y otras; en estos eventos poemas como la Muñeca de Tusa, han sido declamados con tal sentimiento y maestría que sus intérpretes han merecido la premiación. Igual ocurre con poemas como Quiero Sembrar un Maíz, Victoriano Lorenzo, Que se Vayan del Canal, entre otros. Es preciso destacar que poemas como Los Apuros de la Abejita, de honda sensibilidad humana, escrito en una bellísima perspectiva ecológica-social, ha sido magistralmente declamado por diversos intérpretes, entre los que se destaca la declamadora Mirna Gómez, la cual hizo una representación en la Cena de Pan y Vino con lo cual recibió el mas amplio reconocimiento.

5. ENSAYO

Como ensayista, el maestro nos ha legado numerosos estudios entre los que se destacan “Base Social de la décima en Panamá” 1965; “Algunas Áreas Folclóricas de Veraguas” publicada en Santiago de Veraguas en 1976; “Victoriano Lorenzo, Primera Victima del Canal Norteamericano”, publicada en la ciudad de Panamá en 1980 y una obra titulada “Panamá 1903-1970”, publicada en Bulgaria, en 1979. En el año 2003 escribe vigencia de la Décima en Panamá en el libro Itinerario de una Nación 1903-2003, Publicado por la Librería El Hombre de la Mancha.





4. TESIS Y ESTUDIOS SOBRE LA OBRA DE CHANGMARIN 


Es necesario destacar que la obra de Carlos Francisco Changmarín ha sido una de las más estudiadas en los niveles de licenciatura y postgrados en las universidades panameñas; diversos trabajos se han escrito para conocer y analizar su obra literaria, investigaciones realizadas fundamentalmente por la Escuela de Español de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Panamá y en los Centros Regionales. Además se puede mencionar trabajos valiosos de la Universidad Santa María la Antigua. A continuación se presenta un listado de algunos de ellos:
  • UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID. Facultad de Filología-Departamento de Literatura Hispanoamericana. LA OBRA LITERARIA DE CARLOS FRANCISCO CHANGMARÍN. Por: Euribiades Alvarado Caballero. Tesis para optar al titulo de Doctor en Filología. Madrid, octubre de 1986.
  • UNIVERSITY OF PANAMA. College of Humanities. English Department. TRASLATION OF THE STORY THE TREMENDOUS SCARE OF THE BEAUTIFUL IGUANDILI. BY: CARLOS CHANGMARÍN- Por: Victoria Joseph Z. 1999.
  • UNIVERSIDAD DE PANAMÁ. Facultad de Humanidades. Escuela de Español. LA LIBERACION NACIONAL EN LA PRODUCCIÓN POÉTICA DE CARLOS FRANCISCO CHANGMARÍN. Por: Nieves Vega. 2001.
  • UNIVERSIDAD SANTA MARÍA LA ANTIGUA. Centro Universitario de Chiriquí. Facultad de Humanidades y Ciencias Religiosas. Escuela de Español. BOSQUEJO DE LA OBRA NARRATIVA DE DON CARLOS FRANCISCO CHANGMARÍN. Presentada por: Martín González y Ángel Herrera. 1987-
  • UNIVERSIDAD DE PANAMÁ. Centro Regional Universitario de Los Santos. Facultad de Humanidades. Escuela de Español. ANÁLISIS LITERARIO DE CINCO CUENTOS DEL LIBRO LAS MENTIRAS ENCANTADAS DE CARLOS FRANCISCO CHANGMARÍN. Por: Darelis Córdoba, María López, Vitalina Sáez.
  • UNIVERSIDAD DE PANAMÁ. Facultad de Filosofía, Letras y Educación. LOS ASPECTOS SOCIALES Y LITERARIOS EN LOS CUENTOS DEL AMBIENTE RURAL DE CARLOS FRANCISCO CHANGMARÍN. Por: Didio Araúz Guerra, Stalin O Acosta.
  • UNIVERSIDAD DE PANAMÁ. Vicerrectoría de Investigación y Postgrado. Facultad de Humanidades. Maestría en Literatura Hispanoamericana. ESTUDIO DE PREODUCCIÓN NOVELÍSTICA DE CARLOS FRANCISCO CHANGMARÍN. Por: Aurelia De León.
  • UNIVERSIDAD DE PANAMÁ. Facultad de Humanidades. VICTORIANO LORENZO: EL GUERRILLERO TRANSPARENTE. PARALELISMO ENTRE EL PERSONAJE HISTÓRICO Y NOVELESCO. Por: Omaris R. Castro G.
  • UNIVERSIDAD DE PANAMÁ. Departamento de Español. ANÁLISIS COMPARATIVO DE LAS NOVELAS: EL GUERRILLERO TRANSPARENTE Y DESERTORES. Por: Janet Hoo y Germán Harding. 1986.
  • UNIVERSIDAD DE PANAMÁ. Centro Regional Universitario de Azuero. Facultad de Humanidades. Escuela de Español. ANÁLISIS LITERARIO DE LA NOVELA EN ESE PUEBLO NO MATABAN A NADIE. Por: Zenaida Sánchez Troya. 2000-
  • UNIVERSITY OF PANAMA. Department of English. Faculty of Philosophy. Letters and Education. SOCIAL CONTENT OF CHANGMARIN´S WRITING. Por: Ana Teresa Rodríguez R.
  • UNIVERSIDAD DE PANAMÁ.   Facultad de Humanidades. Escuela de Español. FICCIÓN Y REALIDAD EN LA NOVELA: EN ESE PUEBLO NO MATABAN A NADIE, DE CARLOS FRANCISCO CHANGMARÍN. Por: Dolores de León, Paula Paredes. 1998.
  • UNIVERSIDAD DE PANAMÁ. Facultad de Humanidades. Escuela de Español. APROXIMACIÓN CRÍTICA A LA OBRA: LOS VERSOS DE MACHACHITA DE CARLOS FRANCISCO CHANGMARÍN. Por: Irina L. González Martínez, Marcelina Solano Ortega